Construyendo una definición de Emprendimiento

1 sep

Un término como el que nos convoca, que tan de moda se encuentra por estos días no tiene, sin embargo, una definición única. Se encuentra generalmente asociado a quien realiza la acción de emprender, el ‘Emprendedor’, y a sus características personales.

En general, se tiende a homologar el concepto de ‘Emprendimiento’ al de ‘Negocio’, pero es justamente esta relación la que nos gustaría revisar críticamente aquí.

Etimológicamente hablando, la palabra ‘Negocio’ deriva de las palabras latinas necotium, es decir, lo que no es ocio. Para los romanos otium era lo que se hacía en el tiempo libre, sin ninguna recompensa; entonces negocio para ellos era lo que se hacía por dinero (1).

‘Emprendimiento’ es un término también asociado a la creatividad, la invención y la innovación.  El término emprendedor deriva de la voz castellana emprender, que proviene del latín in, en, y prendĕre, coger o tomar, aplicandose originalmente a los que ahora serían llamados aventureros. Ese sentido y evolución está estrechamente relacionado con el vocablo francés entrepreneur, que aparece a principios del siglo XVI para nombrar a aquellos que enfrentaban la incertidumbre y se embarcaban al Nuevo Mundo (2).

Mirado desde esta perspectiva, el concepto ‘Emprendimiento’ encierra en sí mismo una relación con la aventura, la incertidumbre y los riesgos que se vincula con la creatividad,  con las ideas, los sueños y la imaginación. Por lo tanto, no necesariamente un emprendimiento es algo que se hace ‘por dinero’, una simplificación que la hace estrecha, reduciendo la implicancias que un proyecto de esta envergadura puede tener en nuestro desarrollo personal, social profesional y por ende humano.

Sin duda un Emprendimiento bien entendido tiene por objetivo ampliar nuestros horizontes, mejorar nuestra calidad de vida, proyectarnos hacia un futuro desafiante y sorprendente, realizar nuestras expectativas y eso, hoy en día pasa también por resolver un tema económico, pero no exclusivamente. Un Emprendimiento no puede hacerse con el único fin de ganar dinero, debe hacerse también con el sentido profundo de estar haciendo lo que real y verdaderamente soñamos. Sólo así mantendremos la motivación frente a los obstáculos, sólo así tendremos la fortaleza para perseverar en esta aventura. Concretar un Emprendimiento involucra necesariamente conseguir, administrar y generar recursos, pero el dinero es un medio para lograr metas mucho más grandes que, según nuestra perspectiva, tienen que ver con encontrar nuestro lugar en el mundo, ese punto en el que haremos nuestra contribución a la sociedad en que vivimos.

(1) y (2) Wikipedia

About these ads

Una respuesta hacia “Construyendo una definición de Emprendimiento”

Trackbacks/Pingbacks

  1. El coraje de soñar y realizar el sueño « Cultura Emprendedora - septiembre 6, 2010

    [...] 6 Sep Un simpático corto animado para enfatizar la interpretación de ‘Emprendimiento’ del post anterior. [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: